Artículos

Miles de Chinos reciben con algarabía la Biblia

negacion de Dios Obligada por profesor


Misión en China logra llevar biblias para Iglesias locales. Un gran esfuerzo para miles de almas

 

Cientos de hermanos Cristianos chinos recibieron con suma algarabía un ejemplar de la tan deseada Biblia en su  iglesia, a la cual muchos tuvieron que caminar durante horas para tener la Palabra de Dios en sus manos. Como sabemos y es de público conocimiento, el Cristianismo es perseguido en el gigante asiático donde viven más de 1.500 millones de habitantes, dado que impera en el mismo el régimen comunista, por lo cual la libertad religiosa y de credo está prohibida, y por ello, más de mil millones de personas, ni siquiera han oído hablar de la existencia de Dios ni de nuestro Salvador Jesucristo. En semanas más continuara el trabajo de distribución de biblias en idioma mandarín, el cual es la más popular y hablada en dicha nación.

Los cristianos son todos o en su gran mayoría campesinos que viven lejos de la iglesia (que por cuestiones de seguridad no se puede divulgar su ubicación), que cada domingo salen muy temprano de sus casas, para caminar hasta dos horas, atravesando obstáculos por caminos estrechos, para llegar asistir al culto.

Una mujer de edad avanzada, tiene que recoger a una de sus amigas que es ciega. Juntas tomadas del brazo, caminan por dos horas hasta llegar a la aldea.

Uno de nuestras hermanas, “Li Yue Ying,” de 47 años, camina hacia la iglesia cargando a su hijo de dos años en la espalda. Ella dice que el viaje vale la pena porque alimenta su fe a través de la iglesia que hay en ese lugar. “Cuando me convertí en cristiana, comencé asistiendo en esta iglesia, aunque está lejos de mi aldea hago el esfuerzo porque me interesa escuchar el mensaje del Evangelio“, dijo.

Fui a la iglesia porque estaba buscando ser confortado. Estaba muy angustiado porque estaba enfermo y no podía pagar mi tratamiento. En la iglesia, oraron por mí y de inmediato me sentí en paz y liberado por el amor de Dios”, dice, Wu Xiu, uno de los hermanos.

La iglesia de la que hablamos, tiene alrededor de 70 miembros, muchos de los cuales llegaron a la fe a través de los menajes del pastor Wu Qiang Jin. Todos son agricultores y se reúnen cada semana para alabar a Dios, cantar, orar y leer la Biblia

Cuando están cerca a la iglesia, tienen que enfrentar un último obstáculo, cruzar un arroyo pisando cuidadosamente una serie de escalones. Yang Jinying recientemente se resbaló y se rompió el brazo al cruzar el arroyo. “A pesar del accidente, continúo asistiendo a la iglesia“, dijo.

Las Biblias que utilizan los miembros de la iglesia, estaban rotas por el uso de años y otros no tenían un ejemplar. Por esta razón se sintieron muy contentos cuando recibieron una Biblia nueva de parte de la Sociedades Bíblicas Unidas.

Fuente - mundocristiano.info

VOLVER AL INICIO