Artículos

ESTUDIOS BIBLICOS PARA EL LIDER Y ESTUDIOSOS DE LA PALABRA

MONOTEíSMO DEL ANTIGUO TESTAMENTO

Demostraremos como en el antiguo Testamento, en consonancia con el sentido singular que tiene la palabra ELOHIM, de forma plural en un libro monoteísta puro.

 

ISAÍAS:

"Yo mismo soy, antes de mí no fue formado Dios". (Isaías 43:10) "Yo soy el primero y yo soy el postrero también". (Isaías 44:6-8).

"Que extiendo solo los cielos". (Isaías 44:24). "No hay dios fuera de mí". (Isaías 45:5-6). Además, Isaías 45:21-22; 46;9; 48:11.

2 Samuel 7:22. 1 Crónicas 17:20. Salmo 86:10. Zacarías 14:9.

 

HILO HISTORICO DE LA UNICIDAD

Introducción

Las raíces históricas de la unicidad nos permite reconocer la identidad propia de esta doctrina bíblica. Ellas se remontan a Moisés, cuando Dios le enseñó y le exigió a su pueblo que lo enseñará a sus hijos, que no había sino un solo Dios (Dt. 6:4-7). Es claro que todo el Antiguo testamento tiene ese mensaje. Solo existe un Dios.

En ocasiones puede parecernos útil, TOMAR EXPRESIONES prestadas de otras escuelas de doctrinas, tales como: "La palabra es la materia prima que Dios utilizó en la creación". Hay que tener cuidado con la apologética de la doctrina, es decir con su defensa, porque expresiones como la mencionada nos llevarían a concluir que como la palabra es Dios, Él estaría en todas las cosas: Los árboles, las piedras, etc., líevándonos al panteísmo, o posiciones radicales en la defensa nos llevaría a la interpretación errónea de algunas Escrituras. Por lo tanto no tenemos que utilizar expresiones prestadas de otras doctrinas. A propósito, convendría aclarar que no somos unitarios. Ellos niegan la divinidad de Jesucristo.

 

HILO HISTORICO

  Tiene su base en el Judaísmo del Antiguo Testamento (Dt. 6:4, Isaías 43:10-11).

  • Jesucristo enseñó que Dios es uno (Juan 14).
  • Los apóstoles predicaron y enseñaron la unicidad de Dios (Col. 2:9,  y  1 Timoteo1:17).

La doctrina dominante hasta finales del siglo 30 es conocida históricamente como "Monarquianismo Modalistico" y es definido por la Enciclopedia Británica de la siguiente manera:

"El Monarnuianismo Modalistico, concibiendo que toda la plenitud de la divinidad habitaba en Cristo, exceptuando pocos escritores de la iglesia primitiva, mantenía que los sustantivos Padre e hijo eran sólo diferentes designaciones del mismo sujeto: El único Dios, quien en referencia a la relación que había previamente mantenido ante el mundo, es llamado Padre, pero en relación con su aparición en humanidad es llamado El Hijo".

Los líderes más prominentes de esta doctrina fueron: Noetus de Esmirna Praxeas y Sabelio.

Noetus fue el maestro de Praxeas en Asia Menor.

Praxeas predicó en Roma en el año 190 y Sabelio predicó en Roma en el 215.

Como Sabelio fue el más conocido, los historiadores llaman la doctrina Sabelianismo. Sabelio se apoyó fuertemente en Escrituras tales como Exodo 20:3, Dt. 6:4, Is. 44:6, y Juan 10:38.

Afirma que Dios se había revelado como Padre en la creación, hijo en la encarnación y Espíritu Santo en la regeneración y santificación.

El La Enciclopedia Británica describe las creencias de Sabelio así: Su proposición central era que Padre e Hijo y Espíritu Santo eran la misma persona. Tres sustantivos aplicados al mismo y único ser. Lo que más pesaba en la conciencia de Sabelio era el interés monoteísta. La mayor información sobre ésta creencia la recibimos de Tertuliano, quien murió en el 225 y quien escribió el tratado en contra de la mayoría de creyentes quienes creen la doctrina de la unicidad.

"Los simples, desde luego, (no los llamaré necios ni ignorantes) quienes siempre constituyen la mayoría de creyentes, están asombrados anta la doctrina de los tres en uno, basándose en el hecho de que su "Regla de fe" les sacó del mundo plural de dioses al del único y verdadero Dios. Ellos asumen que el orden numérico y distribución de la trindad es una división de la unidad".

Otros Exponentes de la Doctrina

Encontramos evidencias de muchos creyentes en la unicidad a lo largo de la historia. Los Priscilianitas en el 350 y 700; los Euchitas del 350 al 900 y los  Bogomiles del 900 al 1400. Fueron pocos escritores y los pocos escritores que tenían fueron quemados por sus enemigos.

En la Edad Media:

Abelard (1079 - 1142) fue Sabelianista Durante la Reforma (1511)

Miguel de Servet (1553) era un eminente médico español, creyó en Jesús como Dios. De él se dice: "La negación por Servet de la triple personalidad de la deidad y de la eternidad del hijo, junto con su anabaptismo, hacia su creencia honrosa para los católicos y protestantes a la vez. A pesar de su intento biblismo su apasionada devoción por la persona de Cristo y su concepción Cristocéntrica del universo".

Servet escribió: No hay otra persona en Dios sino Cristo. Toda la divinidad del Padre está en él. Servet fue tan lejos que llamó la doctrina de la trinidad un monstruo de tres cabezas, creyó que necesariamente llevaba al politeísmo. Servet fue quemado por su creencia con la aprobación de Juan Calvino.

Emmanuel Svdenborg (1688-1772) filósofo sueco y escritor religioso. Tenía una comprensión bastante clara de la doctrina de. Decía que la trinidad era sólo una forma de Dios manifestarse, se apoyaba en Col. 2:9 para decir que toda la trinidad estaba en Cristo, usó también Is. 9:6 y Juan 10:30. Para probar que Jesús era el Padre, el Hijo no fue engendrado desde la eternidad y que el hijo era la humanidad por medio de la cual Dios se envió a sí mismo al mundo.

Creyó que Jesús era Jehová, quien asumió la humanidad para salvar al hombre. Este filósofo escribió: "Quien no se acerca al Dios de los cielos y la tierra no puede entrar al cielo, porque el cielo es cielo por ese único Dios y Creador, el Redentor en el tiempo y hasta la eternidad, el Regenerador en consecuencia, quien es a la vez Padre, Hijo y Espíritu Santo. Y este es el evangelio que tenemos que predicar".

 John Miller (siglo 19-1876) Presbiteriano (¿Es Dios una trinidad?), creyó que la trinidad no era una doctrina bíblica.

 Karl Barth. Modalista (1828)

 R: P: Wecks (1876).

 Escribió una serie de lecciones que luego fueron publicadas en forma de libro "Jehová Jesús" en los     que se expresa la doctrina de la unicidad con toda claridad.