Artículos

ESTUDIOS BIBLICOS PARA EL LIDER Y ESTUDIOSOS DE LA PALABRA

Requisitos  para el que anhela servir a Dios
Dentro los requisito para el Cristiano que anhela servir a Dios, existen una serie de elementos fundamentales que ayudan al servicio y por ende son primordiales en la vida del servidor.
Dentro de ellos destacaremos los siguientes:
1.    Irreprensible
2.    Marido de una sola mujer
3.    Sobrio
4.    Fe
5.    Amor
6.    Esperanza
7.    Prudente
8.    Decoroso
9.    Hospedador
10.    Apto para enseñar
11.    No dado al vino
12.    No soberbio
13.    No iracundo
14.    No pendenciero
15.    Apacible
16.    Amable
17.    No codicioso de ganancias deshonestas
18.    Que gobierne bien su casa
19.    Amante de lo bueno
20.    Justo
21.    Santo
22.    No un neófito
Como trabajo al Grupo No 5, le correspondió  el análisis y exposición de los siguientes numerales, proceso que describiré a continuación como apoyo para el mejoramiento de la vida cristiana en un servidor a Dios.

1.    Amable:

 Este es uno de los requisitos para servir a Dios, esto significa de acuerdo al Diccionario de la lengua española:  
Amable. (Del lat. amabĭlis). adj. Digno de ser amado. || 2. Afable, complaciente, afectuoso.
Afable. (Del lat. affabĭlis). adj. Agradable, dulce, suave en la conversación y el trato. || 2. desus. Que se puede decir o expresar con palabras.

No dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; 1 Timoteo 03: 3.


Manejando empáticamente su entorno, procediendo con mansedumbre, sin perder el liderazgo cuando haya que corregir, no descuidando la templanza, con prudencia sabia, viviendo en la palabra santamente mediante los frutos del Espíritu. Fortaleciendo el testimonio mediante el ejemplo.  
 
En 2 de Timoteo 2:24 Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido;

Es claro, que la disposición de Dios sobre todas las cosas, que debemos ganar amor,  con amor y por nuestros actos humanos.

Ser amable es vivir en paz consigo mismo y con los demás, sin quitar la mirada de Cristo quien es nuestro modelo perfecto por excelencia.

Ser amable es ser bondadoso, apacible, cordial y sincero para con todos; sin hacer exención o excepción de persona alguna, pues nuestro modelo Jesucristo no los hizo con nosotros que aun siendo gentiles nos permitió como iglesia ser salvos.


2.    No codicioso de ganancias deshonestas
Tener un buen concepto de lo que Dios quiere que seamos. Pues Dios quiere que nosotros tengamos la mirada en Él, ya que Él escudriña nuestros corazones y nuestras mentes; sabemos que normalmente en el hombre no converso el corazón está en las riquezas y lejos de Dios. Y por eso no le da ninguna importancia a pasar por encima de otros para alcanzar sus deseos y provechos de las personas para su propio beneficio, pero nunca va a estar contento con lo que tiene, pero  a Dios eso no le gusta.
Para un cristiano de bien la mirada esta en Cristo es nuestro mentor y es el ejemplo de vida que debemos seguir, y así ser unas personas buenas y honestas para con Dios y la iglesia.    
El señor Jesucristo nos enseña y nos invita a buscar primeramente el reino de Dios y lo demás vendrá por añadidura.
Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. San Mateo 06: 33.

Estando en Cristo y creyéndole, se encuentran y se esperan grandes recompensas de vida y para vida eterna en el señor Jesús nuestro Dios y salvador.

El rey David nos advierte que no debemos inclinarnos hacia la prosperidad de los impíos pues el corazón que los hace esta fuera de la misericordia de Dios.

 
3.    Que gobierne bien su casa
El siervo de Dios, tiene que saber gobernar bien su casa, pues si no gobierna bien su casa como liderará la obra del Señor, quien hace las cosas como la Biblia dice y enseña tiene el buen perfil para hacer las cosas bien y por su puesto debe ir cada día mas en las afirmaciones en Cristo que es la roca y la vida misma para la iglesia.
Es por eso que se debe pedir sabiduría y ciencia y el señor por medio de su Espíritu Santo, lo dará en abundancia, pues la biblia dice que la fe viene por el oír y el oír por la palabra de Dios.
   
4.    Amante de lo bueno
Cuando conocemos la palabra de Dios y la practicamos y nos fortalecemos vistiéndonos con la armadura de Dios, sabemos dicernir entre los bueno y lo malo, teniendo en cuenta los que le agrada al Señor.
Un hombre de Dios vive en el espíritu y las obras del Espíritu son buenas y nos ayudan a seguir adelante. Por eso es necesario que nos sometamos a la palabra y nos metamos en el señor y el Espíritu Santo nos guiará por el bien.  
Efesios 6:10-20.

 La armadura de Dios

10. Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.
11. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.
12. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
13. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.
14. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,
15. y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.
16. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.
17. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;
18. orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;
19. y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio,
20. por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar.

CONCLUSIÓN

Uno de los fundamentos de un buen cristiano es servirle a Dios, y esto es la satisfacción más hermosa que un hombre converso tiene de su vida y convicción, es bueno entender el mensaje que Dios nos da en cuanto al servicio.

El que sirve es inferior al que se le sirve por eso lo más hermoso es poder ofrecer nuestro servicio a Dios y a los hombre como siervo del Dios Viviente y lleno de toda sabiduría, conocimiento de Dios y Ciencia para poder enfrentar al mundo y sus designios. Pero en Cristo siempre habrá esperanza y gozo para cada sirviente.  

A medida que buscaba los términos encontraba que cada uno tenía una relación especial con la vida o experiencias vividas por cada uno de nosotros en el diario transcurrir de mi vida.

Gracias al señor Jesucristo que permitió que tuviéramos una oportunidad de poder exponer sobre estos aspectos reales de la vida del servidor y los requisitos exigidos para prestar un buen servicio a Dios.

Es mi deseo invitar a todos mis hermanos en Cristo para que cada día que pase no permita que solo secuencie el calendario o los días en el almanaque, si no que bien busque cada día más a Dios, que la profundidad del conocimiento que Él nos provee es vital para la vida en la tierra y en el cielo.

Bueno saber cuáles son los requisitos que debe cumplir todo aquel que anhela servir a su Dios.

Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;
San Juan 05: 39


Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,
2 Timoteo 03: 16

 


GLOSARIO


Amable. (Del lat. amabĭlis). adj. Digno de ser amado. || 2. Afable, complaciente, afectuoso.
Afable. (Del lat. affabĭlis). adj. Agradable, dulce, suave en la conversación y el trato. || 2. desus. Que se puede decir o expresar con palabras.
Apacible. (De aplacible). adj. Manso, dulce y agradable en la condición y el trato. || 2. De buen temple, tranquilo, agradable. Día, viento apacible.
Bondadoso, sa. adj. Lleno de bondad, de genio apacible.
Codicia. (Del lat. *cupiditĭa, de cupidĭtas, -ātis). f. Afán excesivo de riquezas. || 2. Deseo vehemente de algunas cosas buenas. || 3. Taurom. Cualidad del toro de perseguir con vehemencia y tratar de coger el bulto o engaño que se le presenta. || 4. ant. Apetito sensual.
Codiciar. (De codicia). tr. Desear con ansia las riquezas u otras cosas. ¶ MORF. conjug. c. anunciar.
Codicioso, sa. adj. Que tiene codicia. U. t. c. s. || 2. coloq. Laborioso, hacendoso. || juntáronse el ~ y el tramposo. expr. coloq. Se dice de las personas que en sus ajustes y tratos procuran engañarse.
Cordial. (Del lat. cor, cordis, corazón, esfuerzo, ánimo). adj. Que tiene virtud para fortalecer el corazón. || 2. Afectuoso, de corazón. || 3. m. Bebida que se da a los enfermos, compuesta de varios ingredientes propios para confortarlos.
Deshonesto, ta. adj. Falto de honestidad. || 2. No conforme a razón ni a las ideas recibidas por buenas. || 3. ant. Grosero, descortés, indecoroso.
Honestidad. (Del lat. honestĭtas, -ātis). f. Cualidad de honesto. || pública ~. f. Impedimento canónico dirimente, derivado de matrimonio no válido o de concubinato público y notorio, que se equipara a la afinidad, pero solo comprende los dos primeros grados de la línea recta.
Honesto, ta. (Del lat. honestus). adj. Decente o decoroso. || 2. Recatado, pudoroso. || 3. Razonable, justo. || 4. Probo, recto, honrado. □ V. estado ~.
Mentor, ra. (Del gr. Μέντωρ, Méntor, personaje de la Odisea, consejero de Telémaco). m. y f. Consejero o guía. || 2. m. ayo.
Miseria. (Del lat. miserĭa). f. Desgracia, trabajo, infortunio. || 2. Estrechez, falta de lo necesario para el sustento o para otra cosa, pobreza extremada. || 3. Avaricia, mezquindad y demasiada parsimonia. || 4. Plaga pedicular, producida de ordinario por el sumo desaseo de quien la padece. || 5. coloq. Cantidad insignificante. Me envió una miseria. || comerse alguien de ~. fr. coloq. Padecer gran pobreza y vivir miserablemente. □ V. villa ~.
Misericordia. (Del lat. misericordĭa). f. Virtud que inclina el ánimo a compadecerse de los trabajos y miserias ajenos. || 2.  Rel. Atributo de Dios, en cuya virtud perdona los pecados y miserias de sus criaturas.
Misericordiosamente. adv. m. Piadosamente, con misericordia y clemencia.
Sinceridad. (Del lat. sincerĭtas, -ātis). f. Sencillez, veracidad, modo de expresarse libre de fingimiento.
Sincero, ra. (Del lat. sincērus). adj. Que actúa con sinceridad. || 2. ant. puro (ǁ libre de mezcla).


FIN 12