Artículos

Que debo saber para evangelizar - manual del líder

Lección. 17

LA MUERTE Y LA VIDA

 

Hechos:3:12-15

Hebreos:2:14-15

 

 

La confusión reina en las mentes de muchos sobre el tema de la vida y la muerte según es enseñada en la Biblia. Un estudio profundo del tema debe apaciguar los temores y elevar las esperanzas, especialmente para los cristianos. En esta dispensación de la gracia tenemos el privilegio sin precedente de recibir una experiencia espiritual que da vida. También necesitamos estar conscientes de la posibilidad de estar perdidos y en un estado de eterna separación de Dios.

 

La muerte en cualquier forma es un enemigo que todos deseamos ver conquistado. Esto solo puede suceder a través de Jesucristo, el dador de la vida. En contraste con lo terrible de la muerte está la belleza y la gloria de la vida. En cualquier nivel la vida es una cosa maravillosa para ser disfrutada. Amamos tanto la vida hasta que nuestro objetivo es obtener la esfera de la vida eterna. Puesto que estas dos son opcionales al individuo, necesitamos conocer el origen y las consecuencias de la muerte y cómo encontrar la vida.

 

 

CATEGORÍAS DE VIDA Y MUERTE

 

Tres niveles, clases, esferas, divisiones, tipos u órdenes de ambas vida y muerte son encontrados en la Palabra de Dios. Es importante conocer su origen, magnitud y futuro, y esto también se encuentra en la Biblia.

 

 

               
   

VIDA

 
   
 
 

ESPIRITUAL

 

FÍSICA

 

ETERNA

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                

Cada vez que la palabra VIDA es usada en la Biblia es el resultado de una UNIÓN. Todas las tres categorías de la vida vienen a través de Jesucristo, el Dios todopoderoso

Cada vez que la palabra MUERTE es usada en la Biblia significa SEPARACIÓN. Cuando se menciona en relación con el hombre, nunca la palabra muerte significa dejar de existir. No importa qué categoría de muerte usted escoja, su origen va hacia el pasado al pecado y a Satanás (Rom:5:12-21).

 

 

 

 

 

               
   

MUERTE

 
   
 
   

FÍSICA

 

ESPIRITUAL

   

ETERNA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

. Cada vez que la palabra MUERTE es usada en la Biblia significa SEPARACIÓN. Cuando se menciona en relación con el hombre, nunca la palabra muerte significa dejar de existir. No importa qué categoría de muerte usted escoja, su origen va hacia el pasado al pecado y a Satanás (Rom:5:12-21).

 

 

 

MUERTE ESPIRITUAL

 

La muerte espiritual, o separación de Dios en la dimensión espiritual, pasó a los hombres mucho antes que la muerte física fuese conocida. Estudie el relato de la creación en Génesis, notando la menor restricción que Dios colocó sobre el hombre. Así como es evidente hoy, el hombre no creyó que Dios quería decir lo que dijo. Por causa de esta duda y las tácticas seductoras de Satanás (Gén:3:1-4), el hombre comió del árbol de la ciencia del bien y del mal, hundiendo al hombre en un estado de separación espiritual de Dios.

 

El decreto de Dios a Adán y Eva fue “El día que de él comiereis ciertamente morirás” (Gén:2:17). Esto se refiere a la restricción de no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal. ¿Puedo preguntar?, ¿Murieron Adán y Eva el DIA que comieron del Fruto prohibido? La respuesta es ¡Sí! Porque no cayeron muertos físicamente no quiere decir que no murieron. La de ellos fue una muerte espiritual; sus almas fueron separadas de Dios por la unión que ellos habían disfrutado previamente. Después de su expulsión del huerto del Edén, Adán vivió 930 años antes de que sufriera la sentencia de la muerte física (Gén:5:5). La siguiente gráfica le dará un vistazo a la muerte en cada categoría.

 

ADAN

EDEN

                  

 
 

 

 

 

 

 

 

ÁRBOL DE LA CIENCIA

MUERTE

FÍSICA

DEL BIEN Y DEL MAL

 

 

       
   
 
 

930. AÑOS

 

 

 

 

                           

JUICIO

DEL TRONO

BLANCO

                                                                          

                                     

                                                                    

 

       
 
 
   

 

 

ADÁN EN

LA TUMBA

                                                                                                                          

 

 

 
 

ETERNIDAD

 

                         

 

       
 
 
   

SEGUNDA MUERTE

 

                                                                     

 

 

 
 

 

 

LA MUERTE Y EL ADES LANZADOS AL

 LAGO DE FUEGO

                                                                                             

 

 

 

La muerte espiritual o la separación de Dios ha pasado a todos los hombres a través de Adán nuestro padre. El pecado es la fuerza que separó a Adán y a Eva de Dios y que separa al hombre de Dios hoy día (Is:59:1-2). Nuestra naturaleza pecaminosa con todas sus consecuencias existentes trabajan para mantenernos en un estado de muerte espiritual. La separación de Dios o muerte espiritual tiene que ver con el alma del hombre y su condición espiritual. Al estudiar las siguientes Escrituras, mantenga en mente el contexto del versículo. Recuerde que el alma del hombre es eterna, nunca duerme o deja de existir.

 

  1. “El alma que pecare, esa morirá” (Ez:18:4, 20; Jer:31:30). Algunos interpretan esto como que podemos vivir en pecado y cuando muramos físicamente nuestras almas morirán. Nada puede estar más lejos de la verdad. Dios está declarando, como lo hizo a Adán, que si nosotros pecamos o nos rebelamos contra la Palabra de Dios, nuestras almas morirán o serán separadas de Dios y Su pacto de promesas. Arrepentimiento y obediencia restauran esa unión, haciendo que la separación o muerte espiritual cese (Ez:l3:16-21; 18:19-32).

 

  1. En la historia del hijo pródigo, a su regreso a casa su padre declaró, “porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado” (Luc:15:24). Su hijo nunca estuvo físicamente muerto; la suya fue una separación de su padre o una muerte espiritual.

 

  1. hacer volver a un hermano que ha pecado del error de su camino, “salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados” (Sant:5:19-20). En ninguna manera posible esto se refiere a la muerte física; este es un hermano que ha sido separado de Dios por causa del error de su camino.

 

  1. “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados” (Ef:2:1, 5-6; Col:2:13). Pablo está describiendo nuestra condición antes de encontrar a Dios a través de la salvación.

 

  1. “Porque el ocuparse de la carne es muerte” (Rom:8:6). Pablo está describiendo la condición espiritual .de la persona de mente carnal. Vea (1- Tim:5:6) con relación a esto.

 

Dios no quiere que estemos separados de Él en nuestra alma y espíritu. Él dio Su vida para traer vida o restauración espiritual entre Dios y el hombre. Gracias a Dios que este mal tiene un remedio divino que ha sido provisto.