Artículos

Que debo saber para evangelizar - manual del líder

 

LECCION. 2
¿QUÉ DEBO HACER PARA SER SALVO?

 

 

Hechos: 16:25-34.

 

En la vida de cada persona llega el tiempo en que uno siente que debe tomar alguna clase de acción o vivir cierto tipo de experiencia para ser salvo. La pregunta anterior es una pregunta esencial de suma importancia para cada generación. Estamos en lo cierto al llegar a la conclusión de que algo tenemos que hacer de nuestra parte a fin de ser salvos. El consenso de que estamos perdidos, sin Dios, pecadores, condenados o cualquier otro término que usemos, es absolutamente correcto. Puesto que todos hemos pecado (Rom: 3:23) todos debemos darnos cuenta de nuestra necesidad de salvación del pecado.

 

Esta interminable pregunta va surgiendo para asediar a cada individuo en algún momento en su vida. Yo me uno a usted en la búsqueda de salvación. Yo también quiero ser salvo del pecado y del castigo eterno, pero queda la pregunta acerca de la salvación. “QUÉ DEBO HACER?”.

 

Esta lección se propone explorar realística y bíblicamente, el plan de acción aprobado que inicialmente nos salvará de nuestros pecados. Posteriormente estudiaremos la conducta continua requerida para mantener nuestra condición de SALVOS.

 

Errar en esto significa condenación eterna: encontrar la verdad y obedecerla significa gozo eterno en el cielo al final. Tenemos que tener la ayuda y la intervención de Dios para encontrar y obtener la salvación.

 

Salvo o salvar: Ambos tienen varias connotaciones en la Biblia comprendiendo desde la liberación física hasta la espiritual. Esta lección trata exclusivamente con la salvación o liberación del pecado hasta la magnitud cuando somos candidatos listos para el ciclo si morimos o si el Señor regresa por Su iglesia.

 

 

DEFINICIÓN

 

SALVO: Viene de la palabra griega SOZO que quiere decir: salvar, liberar, proteger, sanar y preservar.

 

El diccionario Western,  declara que en teología significa liberar a una persona o alma del pecado y castigo; redimir de la muerte espiritual.

 

 

REFERENCIAS BIBLICAS SOBRE SER SALVO

 

Note las siguientes referencias bíblicas que denotan acción de nuestra parte a fin de ser salvo:

 

  1. “Recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas” (Sant:1:21). El énfasis aquí está en la PALABRA.

 

  1. “El que en integridad camina será salvo” (Prov:28:18). El énfasis aquí está en CAMINAR EN INTEGRIDAD.
  2. “Tu fe te ha salvado; ve en paz” (Luc:7:36-50). El énfasis aquí está en FE.

 

  1. “Él te hablará palabras por las cuales serás salvo tu, y toda tu casa” (Hec:11:14; 10:1-48; 11:1-18). El énfasis aquí está en TE HABLARA PALABRAS.

 

  1. “Yo soy la puerta; el que por mí entrare será salvo, y entrará, y saldrá, y hallará pastos” (Juan:10:9): El énfasis aquí está en ENTRAR POR LA PUERTA (JESÚS).

 

  1. “El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva” (1- Ped:3:21). El énfasis aquí está en BAUTISMO.

 

  1. “Sed salvos de esta perversa generación” (Hec:2:40). El énfasis aquí está en SER SALVO.

 

  1. “Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra” (Is:40:22). El énfasis aquí está en MIRAD A MI.

 

  1. “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa” (Hec:16:31). El énfasis aquí está en CREER.

 

  1. “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe” (Ef:2:5, 8). El énfasis aquí está en GRACIA Y FE.

 

  1. “Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor; será salvo” (Rom:10:13). El énfasis aquí está en INVOCAR EL NOMBRE DEL SEÑOR.

 

  1. “Nos salvo, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia” (Tit:3:5). El énfasis aquí está en MISERICORDIA.

 

  1. “mas el que persevere hasta el fin, este será salvó” (Mat:10:22). El énfasis aquí está en PERSEVERAR.

 

  1. “Porque en esperanza fuimos salvos” (Rom:8:24). El énfasis aquí está en ES ERANZA.

 

  1. “El que creyere y fuere bautizado, será salvo” (Mar:16:16). El énfasis aquí está en CREER y BAUTIZARSE.

 

  1. “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo” (Rom:10:9). El énfasis aquí está en CONFESAR y CREER.

 

Usted ha escuchado estas Escrituras usadas separadamente y combinadas, como una ruta de acción por una parte a fin de obtener salvación del pecado.

 

Note que estas Escrituras están por toda la Biblia, algunas referidas por profetas, apóstoles, Jesús, Salomón y Pablo. ¿Quién está correcto? ¿So contradicen estos versos? ¿Debemos usar solo un versículo, todos los dieciséis versículos juntos, o tres o cuatro versos juntos, para obtener una formula de salvación?

 

Debemos usar todos los dieciséis versículos antes sitiados EN SU CONTEXTO juntamente con todo el resto de la Palabra de Dios a fin de poder entender paso a paso como la obra salvífica de Dios en la persona se va dando a medida de que se cree y se obedece. .

 

Les presento otras Escrituras que deben considerar con relación a la salvación de su alma. Que cuidadosamente y correctamente usemos la palabra de verdad en esta coyuntura (2- Tim:2:15). Los siguientes son pasos progresivos que debemos tomar para obtener esta gran salvación. Detalles de cada punto serán cubiertos en lecciones subsiguientes.

 

De la Biblia aprendemos que es esencial creer en Dios y en Su Palabra, o nunca tomaremos otro laso positivo hacia la salvación. La fe, es un prerrequisito absoluto en el acercarse a Dios. Sin embargo, la fe o el creer solamente son insuficientes para obtener salvación del pecado. Estudie las siguientes Escrituras junto con otras en su relación con la salvación.

 

  1. “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Heb:11:6).

 

  1. “Para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan:3:16).

 

  1. “Así que la fe es por el oír y oír la palabra de Dios” (Rom:10:17).

 

  1. “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa” (Ef:1:13).

 

  1. “Agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación” (1- Cor:1:21).

 

Refiérase a cualquiera de los dieciséis primeros versículos que se relacionan con la fe y el creer.

 

 

ARREPENTIMIENTO

 

Arrepentimiento es una de las doctrinas esenciales de la Biblia. Es una acción de nuestra parte que sigue al creer en Dios y Su Palabra. La palabra de Dios plena y simplemente enseña que tenemos que arrepentimos.

 

  1. “Si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente” (Luc:13:3).

 

  1. “Arrepentíos, y creed en el evangelio” (Mar:1:15).

 

  1. “No he venido a llamar a justos, sino a pecadores” (Mar:2:17).

 

  1. “Ahora manda a todos los hombres en todo lugar; que se arrepientan” (Hec:17:30).

 

  1. “No queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (1- Ped:3:9).

 

  1. “Que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén” (Luc:24:47).

 

  1. “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hec:2:38).

 

Después de que usted ha creído, tiene que arrepentirse. Arrepentimiento significa lamentarse por sus pecados; dar una media vuelta; experimentar un cambio de mente y corazón; pidiendo a Dios que le perdone por todos sus pecados del pasado.

 

El siguiente es otro paso de acción afirmativa a tomarse.

 

 

EL BAUTISMO

 

El bautismo en agua, por inmersión, en el nombre de Jesucristo, es una parte esencial de la salvación. Usted notará en las Escrituras, que es el medio por modio del cual la sangre de Cristo lava el pecado (Hec:22:16). Tenemos remisión de pecados a través del bautismo en su nombre (Hec:2:38).

 

  1. “el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” (Juan:3:5).

 

  1. “bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mat:28:19), Note el hecho que el NOMBRE aquí está en singular. El nombre debe ser usado en el bautismo; no los títulos Padre, Hijo, y Espíritu Santo.

 

  1. “bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados” (Hec:2:38).

 

  1. Estudie estos versículos sobre el tema del bautismo: (Luc:24:47; Hec:22:16; 1- Cor:6:11; 1-Ped:3:20-21; Rom:6:3-4; Col:2:12; Gál:3:27; Hec:2:41; 8:12-16; 10:44-48; 19:1-7).

 

Refiérase a cualquiera de los primeros dieciséis versículos de esta lección que se relacionan con el bautismo en agua.

 

 

EL ESPÍRITU SANTO

 

El Espíritu Santo es el consolador que Jesús envió al corazón y al alma del hombre. La iglesia de Cristo, la cual Él compró con su propia sangre (Hec:20:28), comenzó el día de Pentecostés (Hec:2:14). Aquí muchos recibieron el Espíritu Santo evidenciado con el hablar en otras lenguas, como el Espíritu les daba que hablasen. Esta experiencia está disponible hoy y es esencial en nuestras vidas (Rom:8:9).

 

  1. Juan el Bautista hablando de Jesús dijo: “El os bautizara con Espíritu Santo y fuego” (Mat:3:11; Mar:1:8; Luc:3:16; Juan:1:33).

 

  1. “Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días” (Hec:1:5; Juan:7:37-39; 14:15-17; 15:26; 16:7-1 3). Jesús está enseñando acerca del Espíritu Santo en estos versos.

 

  1. “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen” (Hec:2:4).

Experimentar el Espíritu Santo es el evento más emocionante de la vida. Somos altamente honrados por Dios de tener este gran regalo. Muchas Escrituras nos dan el entendimiento sobre esta gloriosa experiencia (Rom:8:9-11; Joel:2:28-29: Hec:2:1-18; Juan:3:1-8; Hec:8:10; 19:1-6).

 

Ser salvo del pecado y estar listo para el cielo es la búsqueda más importante de la vida. La salvación es más valiosa que la riqueza, la fama o aun la vida misma. La Palabra de Dios es la UNICA fuente que tenemos que nos dice como recibir salvación.

 

Yo desearía que hubiera un capítulo o un libro de la Biblia que nos diera un detallado, análisis paso a paso de todo lo que tenemos que hacer. Dios ha escogido colocar pepitas de verdad aquí y allí en Su Palabra para ser buscadas por usted y por mí. Esto es el propósito de esta lección.

.

 

¿Nos atreveremos a aceptar fragmentos de la verdad sobre tan vital asunto como es la salvación? ¿Podremos vivir en fe e ignorar el bautismo? ¿Demandaremos el bautismo y pasaremos por alto el arrepentimiento? ¿Podremos ser salvos aceptando una parte del plan y rechazando el resto de la Biblia?

 

Cuando escudriñamos la verdad en su totalidad y la obedecemos; podremos ser salvos ¡No se deje engañar por ninguna persona o ninguna enseñanza denominacional! Lea su biblia, obedezca, esto lo salvará.

 

La reina de Saba viajó de lo último de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón (Luc:11:31) pero alguien más grande que Salomón esta aquí “Jesucristo”.

 

¿Cuánto le ha buscado a Él y Su plan de salvación? No olvide este versículo en su búsqueda de salvación:

 

“Y EN NINGÚN OTRO HAY SALVACIÓN; PORQUE NO HAY OTRO NOMBRE BAJO EL CIELO, DADO A LOS HOMBRES, EN QUE PODAMOS SER SALVOS” (Hec:4:12).

 

 

NOTA: es sumamente importante señor líder que usted se empape muy bien del contenido bíblico de la lección para que así pueda explicar con autoridad la lección a los futuros hermanos.