Artículos

Que debo saber para evangelizar - manual del líder

EL PRINCIPIO DEL HIJO.

El papel del Hijo comenzó con el niño que fue concebido en el vientre de MARÍA: las Escrituras aclaran esto perfectamente. Gal. 4:4 dice: "pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo nacido de mujer y nacido bajo la ley".

 

El Hijo vino en el cumplimento del tiempo -no en la eternidad pasada.

El Hijo fue nacido de una mujer -no engendrado eternamente.

El Hijo fue nacido bajo la ley-no antes de la ley (Heb. 7:28).

El término unigénito se refiere a la concepción de Jesús como se describe en Mt. 1:18-20 y Lc. 1:35. El Hijo de Dios fue engendrado cuando el Espíritu de Dios milagrosamente causó que la concepción ocurriera en el vientre de María. Esto es lo que se desprende del mismo significado de la palabra unigénito y también de Le 1 35, que explica que porque el Espíritu Santo vendría sobre María, entonces (por lo cual) su Hijo seria el Hijo de Dios.

 

Debemos notar el sentido futuro en este versículo: El niño al nacer "será llamado Hijo de Dios" Heb 1:5:6 también revela que el HIJO fue engendrado en un punto especifico del tiempo y que el Hijo tuvo un propósito  en el tiempo: "Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, yo te he entregado hoy, y otra vez; Yo seré a él padre y el me será por Hijo? Otra vez.

 

Cuando introduce al primogénito en el mundo dice: Adórenle todos los ángeles de Dios".

 

El Hijo fue engendrado en un día especifico en el tiempo, hubo un tiempo cuando el Hijo no existía, Dios profetizo acerca de la futura existencia del Hijo (seré); y Dios introdujo al Hijo en el mundo algún tiempo después de la creación de los ángeles.

 

Otros versículos de la Escritura enfatizan que el Hijo fue engendrado en un día especificó en el tiempo -hoy-(Sal, 27, Hch, 13:33), Todos los versículos en el Antiguo Testamento que mencionan al Hijo son claramente proteicos, anticipando el día cuando el Hijo de Dios seria engendrado (Sal. 2:7; 12. Is. 7:14, 9:6)  Dan. 3:25 se refería aún ángel. Aunque describiera una teofanía de Dios, no podría significar el -hasta- , entonces inexistente cuerpo de Jesucristo).

 

Es fácil entender de todos estos versículos que el Hijo no es eterno, sino que fue engendrado por Dios hace mas de 2000 años, Muchos teólogos que no han aceptado plenamente la gran verdad de la Unicidad de Dios, sin embargo, han rechazado la doctrina del Hijo eterno por ser auto contradictoria, inescritural, y falsa. Ejemplo de estos son Tertuliano (el Padre de la doctrina trinitaria en la historia temprana de la iglesia), Adam Clarke (el renombrado comentador de Biblia) y Finis Dake (anotador Bíblico Pentecostal trinitario quien es esencialmente triteístico).

 

EL FIN DE LA FUNCIÓN DEL HIJO

El papel de Hijo no solo tuvo un comienzo, sino que tendría, por lo menos en un sentido, un fin.

 

Esto es evidente en 1. Cor. 15:23-28. El versículo 24, en particular, dice, "luego el fin, cuando entregue el reino a Dios y el Padre..." El versículo 28 dice, "Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos".

 

Es imposible explicar este versículo de la Escritura si  está pensando en un "Dios el Hijo" quien es co-igual y co-eterno con Dios el Padre. Pero es fácilmente explicable, si nos damos cuenta que el "Hijo de Dios" se refiere a un papel -o función- especifico que Dios desempeño temporalmente para el propósito de la redención.

 

Cuando las razones para la función de Hijo dejan de existir, Dios (Jesús) dejará desempeñarse en su papel como -o de- Hijo, esta función de Hijo se volverá a sumergir en la grandeza de Dios, quien volverá a su función original de Padre, creador, y Gobernador de todo.

 

Ef. 5:27 describe esto mismo con estos términos: "A fin de presentársela a sí mismo, una iglesia Gloriosa..." ¡Jesús se presentará la iglesia a sí mismo! ¿Cómo puede ser esto a la luz de 1. Cor. 15:24, que describe al Hijo presentando el reino al Padre? La respuesta es clara: Jesús en su papel -función- de Hijo y como su realización final como Hijo, presentará la Iglesia a sí mismo en su papel -función- de Dios el Padre.

 

Hablamos otra indicación de que el papel -función- de Hijo tiene un final, En Hechos 2:34, Pedro citó a David en el Sal, 110:1: "Jehová dijo a mi Señor: siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies". Debemos notar la frase hasta que. Este pasaje describe la naturaleza dual de Cristo, el Espíritu de Dios (el Señor) hablando proféticamente a la manifestación humana de Cristo (El Señor). La diestra de Dios representa el poder y la autoridad de Dios. Al poner a los enemigos por estrado de los pies, significa derrotar por completo e enemigo y el hacer una exhibición pública de su derrota. En tiempos antiguos, a veces el vencedor hacia esto literalmente, poniendo su pie sobre la cabeza o cuellos de su enemigo (Jos. 10:24). Entonces, a la profecía en el Salmo 110 es esta: El Espíritu de Dios dará todo poder y toda autoridad al hombre Jesucristo, el Hijo de Dios, hasta que el Hijo haya derrotado por completo a los enemigos que son el pecado y el diablo. El Hijo tendrá toda potestad hasta hacer -lograr- esto- ¿Que pasará con el Hijo después de esto? ¿Significa esto que una persona eterna de una trinidad dejará de sentarse a la diestra Dios o perderá todo potestad? No. Significa sencillamente que el papel -función- de Hijo -Dios manifestado en carne- para derrotar a Satanás, cumpliendo así Gen. 3:15, donde Dios dijo que a simiente de la mujer heriría la cabeza del diablo. Después de eso, Dios ya no tendría necesidad del papel -la función- humana para gobernar.

 

Después que Satanás sea echado al lago de fuego y todo pecado sea juzgado en el juicio final (Ap. 20), no habrá más necesidad de que el Hijo ejerza el trono de poder. Jesucristo dejará de desempañar -su función- del Hijo y será Dios para siempre.

 

¿Significa esto que Dios dejará de usar su cuerpo resucitado y glorificado de Cristo?

 

Creemos que Jesús continuará usando su cuerpo glorificado a través de la eternidad. Esto lo indica Ap. 22:3-4. que escribe a un Dios visible aún después del juic io final y después de la creación del cielo nuevo y la tierra nueva: Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, y verán u rostro, y su nombre estará en sus frentes."

 

Jesús es un sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec (Heb. 7:21), aunque dejará de ejercer en su función de sacerdote después del juicio final. El cuerpo humano glorificado por del Señor es inmortal tal como lo serán los nuestros (1. JN: 3:2. 1. Cor. 15:5=-54). Aunque el cuerpo glorificado de Cristo continuará existiendo, todas las razones para el reinado en su función de Hijo habrá pasado y todas las funciones correspondientes al Hijo -como tal- se habrán acabado. Aún el Hijo será puesto bajo sujeción para que Dios sea todo en todo. Será en este sentido que el papel de Hijo terminará.