Artículos

Que debo saber para evangelizar - manual del líder

LECCION. 5

LA DOCTRINA DEL BAUTISMO

Hebreos:6:1-2.

 

Mientras continuamos nuestro estudio sobre POR QUÉ creemos lo QUE creemos, quiero usar esta lección para examinar la palabra BAUTISMO en un sentido plural BAUTISMOS. Básicamente nuestra atención se volverá a este tercer paso que tomamos en nuestro viaje hacia la salvación, el cual es el bautismo en agua en el NOMBRE DE JESUCRISTO, para perdón de los pecados (Hec:2:38). En este estudio he escogido examinar los otros BAUTISMOS de los que habla la Biblia.

 

Posteriores estudios e investigaciones están en orden sobre cada uno de estos tópicos. Por todos los medios quiero establecer en su mente la verdad del bautismo en agua en el Nombre de Jesucristo, como un paso esencial en alcanzar la salvación. Ignorar o poner a un lado este paso, negaría y anularía nuestra salvación puesto que nuestros pecados no serían remitidos.

 

BAUTISMOS EN LAS ESCRITURAS

 

Varios bautismos son mencionados en la Palabra de Dios. Cada uno de ellos será brevemente mencionado con el mayor énfasis sobre el bautismo en agua en el Nombre de Jesucristo.

 

  1. BAUTISMO EN MOISES: En esta referencia bíblica al bautismo (1- Cor:10:1-4), vemos una experiencia muy real juntamente con un bellísimo tipo. El bautismo aquí es en referencia a Israel cruzando el mar Rojo mientras dejaban la esclavitud en Egipto (Ex:14:1-31). Note que todo Israel estuvo bajo la nube (1- Cor:10:2). La columna de nube y de fuego son tipos del Espíritu de Dios. La columna de fuego les daba luz (Sal:105:39).

 

Israel cruzó el Mar Rojo con una pared de Agua a cada lado de ellos (Ex:14:29). Mientras caminaban a través de las aguas, la columna de nube estuvo sobre ellos. Esta es una analogía típica y espiritual de ambos, el bautismo de agua y de espíritu, los cuales son esenciales en completar la experiencia del nuevo nacimiento que Jesús enseño (Juan:3:1-8). Israel, “la iglesia en el desierto” como tipo no el Israel espiritual (Hec:7:38), es un gran tipo de la Iglesia de Dios hoy. Estudios de  las experiencias de Israel bajo el liderazgo de Moisés; ellas sirven como un maravilloso tipo de la Iglesia hoy.

 

  1. EL BAUTISMO DE JUAN: Cada escritor de los evangelios menciona el bautismo administrado por Juan el Bautista (Mat:3:1-11; Mar:1:1-10; Luc:3:1-22; Juan:1:19-33). “Bautista” en esta referencia significa “bautizador”, (no se refiere a la denominación de la Iglesia Bautista la cual vino en existencia varios siglos después). El bautismo de Juan fue de arrepentimiento para remisión de los pecados. Juan fue por un espacio de tiempo limitado y luego sus discípulos debían seguir a Cristo.

Jesucristo fue bautizado en el río Jordán por Juan el bautista “para cumplir toda justicia” (Mat:3:15). Una revelación fue hecha a Juan en el momento del bautismo de Jesús. El Espíritu descendió como una paloma sobre Jesús identificándolo como el bautizador en Espíritu (Juan:1:33).

 

  1. BAUTISMO POR LOS MUERTOS: Para mejor entender esta parte de nuestro tema, haría bien en leer (1- Cor:15:1-58), este capítulo cubre la resurrección de los muertos que algunos dicen que ya ocurrió (2- Tim:2:18). Juntamente con esta falsa enseñanza (que la resurrección ya ocurrió), otra práctica anti-bíblica surge; bautizando los vivos a favor de los muertos no salvos, no bautizados a fin de que ellos sean resucitados en la primera resurrección. Pablo confronta esta enseñanza con dos preguntas en (1- Cor:15:29).

 

  1. ¿Qué harán los que bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan?.
  2. ¿Por qué, pues, bautizan por los muertos?

 

Si esta doctrina es verdad entonces el destino de los muertos perdidos esta en las manos de los vivos. Si los vivos fallan a su responsabilidad los muertos pierden su oportunidad de ser salvos.

 

El bautismo por los muertos es practicado ahora por la iglesia de los santos de Jesucristo, de los últimos días, mayormente conocida como la iglesia mormona. Fue originalmente practicado por Marción y sus seguidores durante la mitad del segundo siglo. “los marcionistas practicaron algunas veces, bautismos vicarios por los muertos”. Por consiguiente, esta no es una idea nueva, sino que existió desde los días de Pablo hasta ahora. Ni la lógica, ni las Escrituras apoyan esta enseñanza.

 

  1. BAUTISMO DE SUFRIMIENTO: Jesús, en estos pasajes (Mat:20:22-23; Mar:10:38-39; Luc:12:50), se refiere a la copa que El había de tomar y al bautismo con que sería bautizado, refiriéndose al sufrimiento que El iba padecer. El ya había sido bautizado en agua por Juan el Bautista aproximadamente a los 30 años de edad (Luc:3:23). Jesús uso lo que nosotros llamaríamos un “símil” al llamar su futuro sufrimiento una “copa” y un “bautismo”.

 

Por nuestros pecados la copa fue amarga para tomar y el bautismo difícil para someterse. Desde Getsemaní hasta el Calvario, Cristo sintió la opresión del sufrimiento y el rechazo para que nosotros tuviéramos esta maravillosa salvación.

 

NOTA:

 

Cuando Pablo habló de “la doctrina de bautismo”, el se estaba refiriendo específicamente:

 

         1). El bautismo en agua en el nombre de Jesucristo.

         2). El bautismo del Espíritu Santo.

 

Estos son los dos elementos necesarios para completar el nuevo nacimiento (Juan:3:1-8). Antes de que podamos ir a la perfección debemos establecer estos bautismos de agua y del Espíritu, en nuestras vidas.

 

Solo una breve referencia se hará sobre el bautismo del Espíritu ya que este tema esta trazado en otra lección. El énfasis de esta lección es sobre el bautismo en agua en el nombre de Jesucristo. Todos los demás bautismos son estudiados como un suplemento del tema en curso.

 

  1. EL BAUTISMO DEL ESPÍRITU SANTO: Cuando usted recibe el Espíritu Santo es una experiencia sobrecogedora, inundante, limpiadora, una inmersión en y del Espíritu. Bíblicamente es un bautismo del Espíritu o un nacimiento del Espíritu (Mat:3:11; Hec:1:5; 1- Cor:12:13; Ef:4:1-5; Mar:1:8; Luc:3:16; Juan:1:33; Hec:11:16).

 

En (Ef:4:1-5), Pablo hace referencia a las cosas sobrenaturales de Dios, juntamente con su deidad. En el (Ver:4) Pablo menciona “Un Cuerpo”, el cual es la Iglesia (Ef:1:22-23). Por un Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo (1- Cor:12:13). A partir de esto, concluyo que en su referencia de “Un Bautismo” (Ef:4:5), Pablo esta hablando exclusivamente de la obra y electo definitivo que Jesús dice ser “bautizado con el Espíritu Santo” (Hec:1:5). Pablo no se hubiera referido al bautismo en agua puesto que este es administrado por el hombre. Note que la referencia que hay es “Un Dios, el cual es sobre todos, y por todos y EN TODOS” (Ef:4:6). Dios solo puede estar en nosotros por el bautismo del Espíritu. Pablo no estaba diciendo que ese UN BAUTISMO esta comprendido por ambos, bautismo de Espíritu y de agua. Esto sería una contradicción y una declaración conflictiva, puesto que hay una definitiva y separada obra de ambos, del bautismo en agua y del Espíritu.

 

Yo firmemente e inequívocamente creo que se requieren ambos, el bautismo en agua en el nombre de Jesucristo y el bautismo del Espíritu Santo para obtener la experiencia del nuevo nacimiento (Juan:3:1-8). Solo uno de estos no lo salvará; se requieren ambos.

 

  1. BAUTISMO EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO: El énfasis se colocará sobre esta porción de este estudio, por lo tanto le sugiero que reúna toda la información disponible sobre el tema del bautismo en agua, desde una perspectiva bíblica. Una perspectiva histórica será también útil.

 

A. EL BAUTISMO ES PARA PERDÓN DE LOS PECADOS:

 

  1. Jesús declaró que el arrepentimiento y el perdón de pecados deberían ser predicados en su Nombre en todas las naciones comenzando en Jerusalén (Luc:24:47). Ahora vamos a localizar el tiempo y las ocasiones cuando este mandato se efectuó.

 

  1. En Jerusalén, en el día de Pentecostés, Simón Pedro, el hombre con las llaves del Reino de Dios (Mat:16:18-19), declara: “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para el perdón de los pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hec:2:38).

 

B. EL BAUTISMO ES PARA EL LAVAMIENTO DE NUESTROS PECADOS:

 

  1. Pablo fue mandado por Ananías “Levántate y bautízate y lava tus pecados, invocando su nombre” (Hec:22:16).

 

  1. “Y esto erais algunos: mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de Nuestro Dios” (1- Cor:6:11).

 

 

  1.  “Nos salvo, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo” (Tit:3:5).

 

C. EL BAUTISMO ES UN LAVAMIENTO Y LIMPIEZA DE CONSCIENCIA:

 

  1. “El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo” (1- Ped:3:21).

 

  1. “¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?” (Heb:9:14).

 

E. EL BAUTISMO ES UNA SEPULTURA:

 

  1. ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva” (Rom:6:3-4).

 

  1. “sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos” (Col:2:12).

 

F. EL BAUTISMO ES TOMAR SOBRE NOSOTROS EL NOMBRE DE  JESUCRISTO:

 

  1. “porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos” (Gal:3:27).

 

  1. “sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne” (Rom:13:14).

 

  1. “Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo” (2- Tim:2:19).

 

  1. “¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros?” (Sant:2:7).

 

Todos los anteriores son términos, sinónimos referentes a la obra completa realizada en nuestras vidas cunado somos bautizados en el nombre de Jesucristo.

 

 

¿CUÁL NOMBRE DEBE SER INVOCADO SOBRE USTED EN EL BAUTISMO?:

 

Yo he escogido explicar juntos dos pasajes de la Escritura (Mat:28:19; Hec:2:38), puesto que parece que hay una contradicción entre los dos. En (Mat:28:19), Jesús dijo bautizándolos en el Nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. En (Hec:2:38), Pedro nos dice que nos bauticemos en el Nombre de Jesucristo.

 

Una cuidadosa observación de ambos versículos revelará que ni padre, hijo o Espíritu Santo son nombres. Estos son títulos descriptivos y oficios del único y mismo Dios. Cuando usted es bautizado en el nombre de Jesucristo, usted esta cumpliendo con (Mat:28:19). El único patrón seguro para la correcta formula bautismal se encuentra en la Palabra de Dios.

 

¿Cómo fueron bautizados los nuevos convertidos de la Iglesia del N.T?:

 

  1. Jesús dice a sus discípulos que prediquen el arrepentimiento y el perdón de pecados en su Nombre, comenzando en Jerusalén (Luc:24:47).

 

  1. El cumplimiento del mandato de Jesús en (Luc:24:47) se encuentra en (Hec:2:38) Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”.

 

  1. 3.000 almas recibieron la Palabra y fueron bautizados “Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas” Hec:2:41) ¿Cómo? Como Pedro les acababa de decir en (Hec:2:38), en el Nombre de Jesucristo.

 

  1.  En Samaria fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús (Hec:8:12-16).

 

  1. La casa de Cornelio y sus amigos, quienes acababan de recibir el Espíritu Santo, fueron mandados por Pedro a ser bautizados en el nombre del Señor Jesús (Hec:10:44-48).

 

  1. Los creyentes en Efeso quienes habían sido bautizados, usando la formula de Juan el Bautista, fueron instruidos por Pablo a ser bautizados en el nombre del Señor Jesús (Hec:19:1-7).

 

Los creyentes del N.T, fueron siempre bautizados en el nombre de Jesucristo. No hay ni siquiera un lugar o indicación de que alguien fuera alguna vez bautizados en el N.T, invocando los títulos: padre, hijo y Espíritu Santo sobre ellos.

 

La Iglesia primitiva enseño que:

 

  1. Jesús era ambos; Señor y Cristo (Hec:2:36).

 

  1. No hay salvación en ningún otro fuera de Jesucristo (Hec:4:12).

 

  1. Jesús tiene todo el poder en los cielos y en la tierra (Mat:28:18).

 

¡Jesucristo; un nombre de tal poder y gloria merece ser invocado sobre nosotros en el bautismo!

 

 

PERSPECTIVAS HISTORICA DEL BAUTISMO EN AGUA:

 

Frecuentemente se hace esta pregunta ¿Por qué tantos bautizan a sus convertidos en los títulos, Padre, Hijo, y Espíritu Santo? Sin criticar a aquellos que lo hacen permítame explicarle. Cuando la Iglesia creció después de su fundación (Hec:2:1-42), no solo surgieron falsos maestros, sino que también muchos individuos sinceros mal entendieron las enseñanzas de las Escrituras. A partir de este marco muchas ideas erróneas se desarrollaron.

 

Al alcanzar la cima en el tercer siglo, el Concilio de Nicea convino en el año 325 d.C, condenar el arrianismo y adoptaron las enseñanzas de Atanasio. Progresivamente, a partir de este día en adelante la formula trinitaria del bautismo alcanzó prominencia. Se  abrazó simultáneamente la doctrina de la trinidad. Inmediatamente después de este concilio, la iglesia católica obtuvo prominencia por los siguientes doce siglos. En 1.517 d.C, Martín Lutero comenzó lo que llegó a conocerse como la Reforma Protestante. Lutero y otros grupos religiosos que se levantaron durante este tiempo retuvieron la formula trinitaria del bautismo. Usando (Mat:28:19) como una base, estos grupos han tratado de establecer que Dios es una trinidad, al mismo tiempo que la usan como una base para el bautismo. Tan sincero como pueda ser, esto no es consistente con las prácticas y enseñanzas de la Biblia.

 

La historia y la Biblia respaldan la verdad de que todos los creyentes del N.T, fueron bautizados en el nombre de Jesucristo. He dado pruebas documentadas de esta declaración de la misma Biblia. Por causa del espacio daré solo un punto de vista histórico documentado, sin embargo hay muchos que están disponibles. Investigar el bautismo históricamente es un tópico interesante.

 

* Al principio, los bautismos tomaron lugar en el nombre del Señor Jesús, más tarde en el nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo.

 

* El bautismo cristiano como lo encontramos en Pablo en el libro de los Hechos, es en el nombre de Jesús.

 

* Ser bautizado en el nombre de Jesús significa alejarse de otros nombres.

 

* ¿Las formulas bautismales y los credos establecen una doctrina de la trinidad? Aquellas que hemos presentado ni remotamente la describen.

 

¿QUÉ TAN IMPORTANTE ES EL BAUTISMO EN AGUA?:

 

Basado en la definición bíblica de bautismo, cualquiera que no se someta al lavamiento del bautismo en el nombre de Jesucristo no tiene perdón de pecados y no puede ser salvo del pecado.

 

  1. El que creyere y fuere bautizado será salvo (Mar:16:16).

 

  1. El bautismo ahora nos salva (1- Ped:3:21).

 

El bautismo es una parte vital e importante del plan de salvación de Dios.

Que este estudio sea una fuente de iluminación sobre el tema.