Artículos

Que debo saber para evangelizar - manual del líder

EL CORDERO EN APOCALIPSIS 5

 

Apocalipsis 5:1 describe a Uno en el trono en el cielo con un Libro (rollo) en su mano derecha.

 

Luego los versículos 6-7 representan un Cordero que viene y toma el Libro de la mano derecha del que está sentado en el Trono. ¿Significa esto que hay dos personas de Dios? No, Nuevamente, debemos recordar que Apocalipsis es eminentemente simbólico. De hecho, sabemos que el pasaje mencionado es simbólico. Primeramente Juan no vio al Espíritu invisible de Dios, porque el mismo Juan dijo que ningún hombre ha visto jamás a Dios (Juan 1:18. 1 Juan 4:2). De hecho, ningún hombre puede ver a Dios (1 Tim. 6:16). Apocalipsis 5:5 dice que un "León abriría el libro, pero el versículo 6 Juan vio un Cordero", y dice que el Cordero fue muerto pero está como vivo y "en pie". Tenía siete ojos, lo que simboliza los siete Espíritus o el Espíritu en siete manifestaciones de Dios (vs. 6) y la Omnisciencia de Dios (Pr. 15:3). El Cordero tenía siete cuernos, que significan la plenitud del poder de Dios o la Omnipotencia de Dios, por que los cuernos en la Biblia simbolizan generalmente el Poder. (Véase Zacarías 1:18- 19. Apocalipsis 17:12-17) toda la descripción de esta escena demuestra la naturaleza simbólica del pasaje. Para poder comprenderlo tenemos que aprender quién es el que está en el Trono y quién es el Cordero.

 

Apocalipsis 4:2 y 8, describen al que está en el trono como “el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es y el que ha de venir”. Sin embargo, en Apocalipsis 1:8, Jesús se describe a Sí Mismo como "el Señor, el que es, el que era, y que ha de venir, el Todopoderoso", (véase Ap. 1:11-18 y 22:12-16, para unas pruebas adicionales de que Jesús es quién habla en Apocalipsis 1:8). También el que está en el Trono es el Juez (Ap. 20:11-12). Y sabemos que Jesús será el Juez de todos (Jn. 5:22,27. Rom. 2:16 y 14: 10-11). Por lo tanto podemos concluir que es Jesús con todo su poder y Deidad.

 

El Cordero es el Hijo de Dios -Cristo Jesús en su humanidad, particularmente en su papel sacrificial. El Nuevo Testamento indica a Jesús como el Cordero que ofreció su Sangre por nuestros pecados (Jn. 1:36, 1 Pd. 1:19) por eso Apocalipsis 5:6 describe al Cordero como muerto. Dios no podía morir y no murió; solamente la humanidad de Jesús murió. Entonces, el

Cordero representa a Jesús solamente en su humanidad como el sacrificio por el pecado. El resto del capítulo 5 también prueba esto al describir al Cordero como nuestro redentor.

 

Que este Cordero no es solamente un ser humano ordinario, es evidente puesto que El tiene la plenitud del Espíritu de Dios, incluyendo la omnisciencia y omnipresencia (vs. 6). El tiene otros papeles como el León de la tribu de Judá y como la raíz de David (vs., 5), La figura del León denota el papel real de Cristo y justifica su genealogía como descendiente del rey David.

 

Jesús era de la tribu de Judá (Mt, 1:1-3. Le. 3:33), la cual era la tribu real a partir de la época de David. El León es el símbolo de Judá como gobernador (Gn. 49:9-10), La raíz de David se refiere al papel de Cristo como la fuente de David (Creador) y el Dios de David.

 

Otro hecho apoya nuestro punto de vista sobre que el Cordero representa a Jesús en su humanidad más bien que como una segunda persona en la Deidad. La razón por la que el Cordero aparece es porque El debe abrir el libro sostenido por Dios. Muchos opinan que este libro es el título de propiedad de la Redención. Otros lo ven como un simbolismo de los misterios y de los planes de Dios de cualquier modo, se requirió un ser humano para abrir, porque Dios no nos redimió ni se reveló a Si mismo a nosotros en su papel de Dios trascendente.

 

El utilizo su manifestación en carne humana como el medio tanto para revelarse a sí mismo a nosotros como para ser nuestro redentor, (véase Lev. 25:25; 47-49). El Cordero por tanto representa la humanidad de Cristo.

 

Muchos eruditos prominentes trinitarios están de acuerdo en que Ap. 5, es simbólico y no describe a Dios el Padre en el Trono y a Dios el Hijo de Dios al lado del trono. El comentario del pulpito identifica al que está en el trono como el Dios trino y al Cordero como Cristo en su capacidad humana. Dice, "el Hijo en su capacidad humana así indicado por su forma sacrificatoria del Cordero, puede tomar y revelar los misterios de la Deidad eterna en la cual El, como Dios, tiene parte. así, aún a los ojos de los eruditos trinitarios está escena no es una indicación de una trinidad en la Deidad.

 

Podemos concluir que la visión de Apocalipsis 5, representa simbólicamente las dos naturalezas y los dos papeles de Cristo Jesús. Como Padre, Juez, Creador y Rey. El se sienta sobre el trono: porque en su Deidad El es el Señor Todopoderoso. Como el Hijo, El aparece como un Cordero muerto "inmolado" porque en su humanidad El es el sacrificio ofrecido por  nuestros pecados.

 

Juan no vio al Espíritu invisible de Dios, pero él si vio una visión que retrataba simbólicamente a Jesús en el trono en su papel como Dios y como un Cordero en su papel como el Hijo de Dios sacrificado por el pecado.

 

Si alguien insiste en que es literal este pasaje que es tan claramente simbólico, entonces tendría que concluir de todos modos que Juan no vio a dos personas de Dios. Sino más bien que el vio a un Dios en el trono y a un Cordero real cerca del trono. Esto no es lógico, pero revela que son vanas las tentativas de los trinitarios de hacer del pasaje un texto probatorio de  una trinidad.

 

Otros versículos de Apocalipsis dicen claramente que ese Cordero no es una persona distinta a Dios. En particular, Apocalipsis 22:1 y 3, que dicen," del Trono de Dios y del Cordero", refiriéndose al único trono de 4:2 y 5:1. Después de mencionar "Dios y el Cordero", Apocalipsis 22:3 habla de "sus siervos" y el versículo 4, se refiere a "Su rostro" y a "Su Nombre". El Cordero y la Gloria de Dios alumbran la nueva Jerusalén (Apocalipsis 21:23), sin embargo, el Señor Dios es la luz (Apocalipsis 22:5). Entonces, la expresión "Dios y el Cordero" se refiere a un solo Ser. La frase es referente a Cristo Jesús y señala su naturaleza dual.

 

¿PORQUE PERMITIÓ DIOS EL USO DE LOS VERSÍCULOS "CONFUSOS" EN LAS ESCRITURAS?

 

Muchos preguntan, "si la doctrina de la Unicidad es correcta, ¿porqué permitió Dios el uso de algunos versículos que aparentemente hacen confusos el tema?" por ejemplo, si Dios quiso que bautizáramos en el Nombre de Jesús, ¿porqué permitió que se escribiera Mateo 28:29, tal como está escrito? Aunque podemos entender este versículo como significando que debemos bautizar en el Nombre de Jesucristo ¿no es el versículo origen de una confusión innecesaria?

 

Nuestra respuesta es dada  en dos partes. Primeramente, estos versículos de la Escritura no son confusos cuando se leen en su contexto original, Dios no es responsable de los errores de los hombres. El versículo tal como fue registrado por Mateo era perfectamente comprensible en la era apostólica, y Dios no puede ser culpado  de que las doctrinas hechas por los hombres perviertan el significado de las Escrituras al ser sacadas de su propio contexto.

 

En segundo lugar a veces Dios tiene un propósito al presentar la verdad en una manera aparentemente oscura. En Mt. 13:10, los discípulos preguntaron a Jesús porque hablaba a la gente en parábolas. El explicó que los misterios del Reino del cielo no fueron dados a la gente (vs. 11). ¿Por qué? "Porque viendo no ven, y oyendo no oyen ni entienden. Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado y con los oídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos; para que no vean con los ojos, y oigan con los iodos y con el corazón entiendan y se conviertan, y yo los sane (Mt. 13:13-15). En otras palabras, la gente no deseaba oír, ni ver, ni comprender más acerca de Dios. Si El les hubiera hablado claramente, quizás podrían haber comprendido a pesar de su carencia de un genuino deseo Espiritual, Por lo tanto, Jesús hablo en parábolas para que solamente los que tuvieran un hambre verdadera y una sed de justicia fueran llenos (Mt. 5:6), y que solamente los buscadores sinceros y diligentes encontraran la verdad (Heb. 11:6). Después de dar esta respuesta, Jesús procedió a explicar a los discípulos una parábola que El acababa de dar  a la multitud.

 

¿Podría ser que Dios permitiera que algunos versículos de la Escritura sean un tropiezo a los que están conformes con las tradiciones de los hombres y a los que no buscan la verdad con sinceridad y seriedad, y de todo corazón? ¿Podría ser que estos mismos versículos se conviertan en grandes revelaciones a los que buscan sinceramente el pensamiento del Espíritu? Si es así, esto pone una responsabilidad pesada en los que fueron levantados conociendo la verdad. Si ellos no tienen un hambre y un amor para la verdad igual a lo que Dios requiere de otros, ellos mismos con toda certeza caerán de la verdad (2. Tes. 2:10-12). Quizás esto explica porque muchos en el cristianismo nunca aprenden la verdad, porque algunos la han perdido, y porque algunos que tienen por lo menos una parte de la verdad pierden lo que tienen.

 

NOTA FINAL.

HERMANO LIDER DE HEREDAD,  USTED ESTA PUESTO POR DIOS PARA HACER QUE MUCHAS PERSONAS CONOZCAN LA VERDAD,  ES SU DEBER PONERSE EN LA MANOS  DE SU MAESTRO JESUCRISTO PARA QUE EL TE USE DE UNA MANERA MUY ESPECIAL, NO OLVIDE “EL QUE GANA ALMAS ES SABIO” Y AL FIN DE LA JORNADA SERA LA MAYOR CORONA LA DEL GANADOR DE ALMAS.

 

Es su deber estudiar profundamente este manual en concordancia con la palabra de Dios ya que este es apenas una guía que le ayudara en la buena exposición del mensaje del poderoso evangelio de Jesucristo.

BENDICONES Y MUCHO ÁNIMO EN ESTA NUEVA TAREA


Agradecimientos al maestro Rodrigo Muños de toda la iglesia de  Bosa la cabaña por su gran empeño en desarrollar este material que será de gran bendición para muchos.

Publicación: Ezequiel Dinas webmaster.