Historia de la Ipuc

La congregación sintió que serían masacrados si continuaban en La Morena. El hermano Saúl reunió a los hermanos, repartió los fondos de la iglesia entre ellos, y les dijo que huyeran, tanto a peones como a propietarios. Los miembros más pudientes pudieron establecerse en Cali o Tuluá, pero la única cosa que podían hacer los más pobres era ir a alguna otra parte a buscar otro terreno. Dejaron la montaña en una caravana de caballos y personas. El hermano Saúl fue enviado a Medellín como pastor.

 

En El Tesorito, a ocho kilómetros de Sevilla, el hermano Zapata fue advertido de que sería asesinado si no se iba. Como las amenazas continuaron, Zapata, la hermana Alicia de Adarbi y su primo decidieron irse. La madre de la hermana Alicia y otros creyentes se quedaron en la finca de La Estrella. La noche en que ellos se fueron, los vecinos vieron a 18 hombres armados aproximándose a la casa, montados a caballo. Diciendo hacerlo en nombre de la ley, mataron a todas las personas que allí se encontraban excepto a un hombre que pudo escaparse. Los asesinatos fueron brutales, los cuerpos fueron acribillados con balas. Dos simpatizantes fueron asesinados junto con cinco creyentes, los hermanos Eva Mejía, Ángel Marulanda, Jesús Gómez, Leonel Abendano y Herberto Marulanda.

 

El hermano Drost reportó inmediatamente la matanza al cónsul británico en Cali, quien a su vez lo reportó al gobernador. El hermano Drost alquiló un automóvil y fue con el gobernador a Sevilla para investigar. El gobernador Diego Garcés Geraldo, hizo responsable personalmente al alcalde, y lo obligó a comprar ataúdes para las víctimas.

 

Al fin, tres días después de su muerte, fueron enterrados apresuradamente a las 11:00 de la noche. El sentir de los creyentes supervivientes era que los asesinatos fueron arreglados por el hacendado del área para deshacerse de los inquilinos evangélicos. Con las amenazas y estas muertes, los otros creyentes escaparon para guardar sus vidas.

 

Pronto comenzaron a llegar avisos de las áreas recién colonizadas, pidiendo a alguien que fuera a bautizar nuevos creyentes. El hermano Saúl fue, así como el hermano Drost. Ellos notaron que la gente que había huido de La Morena y El Tesorito, habían llevado sus Biblias y continuaban testificando en sus nuevos hogares. Las nuevas obras que brotaron como consecuencia del éxodo de los hermanos por la violencia, incluyeron lugares en las montañas selváticas de Antioquia, Boyacá, y la selva y las llanuras de Caquetá.

Primeros Misioneros ipuc

La primera persona que trajo a Colombia el mensaje combinado de la experiencia pentecostal y la naturaleza unicitaria de la Divinidad, arribó en 1937. [1] Danés de nacimiento y naturalizado como ciudadano canadiense, Aksel Verner Larsen llegó a Málaga (Santander) con su esposa y su hijo pequeño a estudiar español con algunos misioneros pentecostales independientes, quienes no compartían la doctrina de la Unicidad. Él era sostenido por La Iglesia Pentecostal del Evangelio Completo, [1] establecida en Canadá.
 


Aksel Verner Larsen, su esposa Fayetta, y los hijos de su primera esposa: Keith y Abigail

Larsen Bautizando en el nombre de Jesús

El epitafio dice: Misionero A. Verner Larsen 1904-1972. Padre amoroso, amado esposo de Fayetta C. Barnard

Hermanos junto con el misionero Larsen

 

 

Logo Ipuc historia

Informes misioneros

Conoce un poco más de la misiones tanto nacionales como internacionales descargas.

Informes misioneros Nacionales como internacionales
.

More.

Directivas Ipuc

Actualmente este es el grupo de directivos de la Iglesia pentecostal Unida de Colombia

Video historia de la Ipuc

La llegada del evangelio a Colombia