Historia de la Ipuc

En Buga, por 1960, un joven bandolero de la guerrilla liberal, Manuel Castaño, decidió seguir a Cristo. Después de hacer un pacto con sus amigos para atacar una casa con el fin de robarla, fue a la casa de su mamá para comer, sintiéndose muy raro. Él había asistido a los cultos pentecostales en Sevilla, Santander y San Antonio (Jamundí), pero no había aceptado el mensaje. Esa noche algo en él lo hizo arrodillarse junto a su cama para orar, y le pidió al Salvador del mundo que le mostrara el camino de la verdad. Tuvo que llorar, viendo su vida perdida. Duró arrodillado allí tres horas, orando y clamando, y suplicando al Señor que le mostrara cómo salir de esa vida perversa que llevaba. Al final se durmió, y por medio de su sueño el Señor le mostró que debía predicar el evangelio y tener paz en su corazón. En su sueño vio que se celebraban bautismos, y un hermano recibía el Espíritu Santo. Entonces la escena se trasladó a una iglesia, y la hermana Sallie Morley estaba dirigiendo al grupo, primero cantando himnos y luego coros. Cuando los cantos acabaron, escuchó a la hermana Sallie decir su nombre, llamándole para que predicara. Cuando llegó a la plataforma, pidió a la congregación que se pusiera de pie, lo cual hicieron los creyentes, y comenzó a orar diciéndole a Dios que llenara con el fuego del Espíritu Santo sus almas. Algunos hablaron en lenguas, otros lloraron, y la iglesia entera fue llena de un gran gozo. En ese momento, despertó de su sueño, y cayó sobre sus rodillas agradeciéndole a Dios por el perdón de sus pecados. Fue entonces cuando estuvo seguro que ese era el camino correcto para él. Quince días más tarde fue bautizado en Buga, e inmediatamente comenzó a ayudar en la obra.

 

Corría mucho peligro, por cuanto era buscado por la ley y por los antiguos amigos forajidos. Un día en que iba por el campo después de una visita, fue detenido y registrado por un escuadrón de 60 soldados aproximadamente. No encontrándole armas solamente su Biblia, le preguntaron si era un creyente, de dónde venía y para dónde iba. Cuando las respuestas les fueron satisfactorias, fueron asignados cinco soldados para escoltarlo a su casa. Esa misma noche fueron capturados tres de sus antiguos compañeros por el mismo escuadrón.

 

El hermano Manuel Castaño continuó en la iglesia, como obrero y pastor en Cauca, Nariño y Valle. Frecuentemente encontraba oposición. En el pueblo de Chalgualyaco (Nariño), tuvo la oportunidad de realizar dos cultos con una asistencia de cien personas en cada uno de ellos. Cuando regresó un mes más tarde, encontró que el sacerdote había llevado una campaña en contra de los protestantes, visitando de casa en casa. Le dijo a la gente que eran herejes, protestantes, estaban excomulgados y condenados eternamente. El día en que el hermano Manuel Castaño y otros creyentes llegaron, la gente se había organizado para matarlos. Cuando fueron a la casa donde tenían planeado realizar la reunión, el sacerdote, el inspector de la policía, los demás policías y todo el populacho, estaban ahí esperándolos. Un joven se les apareció para avisarles que el plan era rodearlos, llevarlos al río y arrojarlos a éste. El joven, bastante atemorizado, huyó entonces.

 

El cura salió, y les exigió que salieran, puesto que el pueblo era una parte de su parroquia, y él no permitía protestantes. Pateó en el suelo y les gritó e insultó, diciéndoles que todo el pueblo, como 500 personas, estaba en contra de ellos. Todos los habitantes venían armados de diferentes clases de armas. Fue solamente mediante la intervención del Señor que ellos pudieron escapar vivos.

 

No obstante que el clima general de violencia había mejorado, los pentecostales aún eran amenazados. En ciertos lugares del Cauca fueron encarcelados, como en Clavijo, Rioblanco, La Sierra y Altamira. En Bogotá, El hermano William Thompson fue lesionado durante un ataque en uno de los cultos, y por poco pierde un ojo.

Primeros Misioneros ipuc

La primera persona que trajo a Colombia el mensaje combinado de la experiencia pentecostal y la naturaleza unicitaria de la Divinidad, arribó en 1937. [1] Danés de nacimiento y naturalizado como ciudadano canadiense, Aksel Verner Larsen llegó a Málaga (Santander) con su esposa y su hijo pequeño a estudiar español con algunos misioneros pentecostales independientes, quienes no compartían la doctrina de la Unicidad. Él era sostenido por La Iglesia Pentecostal del Evangelio Completo, [1] establecida en Canadá.
 


Aksel Verner Larsen, su esposa Fayetta, y los hijos de su primera esposa: Keith y Abigail

Larsen Bautizando en el nombre de Jesús

El epitafio dice: Misionero A. Verner Larsen 1904-1972. Padre amoroso, amado esposo de Fayetta C. Barnard

Hermanos junto con el misionero Larsen

 

 

Logo Ipuc historia

Informes misioneros

Conoce un poco más de la misiones tanto nacionales como internacionales descargas.

Informes misioneros Nacionales como internacionales
.

More.

Directivas Ipuc

Actualmente este es el grupo de directivos de la Iglesia pentecostal Unida de Colombia

Video historia de la Ipuc

La llegada del evangelio a Colombia