Historia de la Ipuc

Más colombianos se fueron uniendo a la iglesia, se abrieron nuevas obras, y la jerarquía directiva se fue expandiendo para incluir a más creyentes colombianos. Las licencias locales, que implican que el obrero ha venido a través de un periodo de aprendizaje y trabajo pero que no está calificado para bautizar, se incrementaron marcadamente. Se ubicaron nuevas obras en los departamentos en que ya había otras establecidas originalmente, como en Valle del Cauca, Cauca, Huila, Tolima, Santander, Norte de Santander, Caldas, Antioquia, Cundinamarca, pero también fueron alcanzados territorios nuevos en Boyacá, Caquetá, Bolívar, Atlántico, Chocó y Magdalena. Los colombianos desearon extender su ministerio a otros países, por lo cual enviaron misioneros a Ecuador, después de la evangelización realizada en aquel país por María Olivia Bueno, la monja convertida en la ciudad de Armenia. Colombianos pentecostales, sostenidos por la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia, fueron a Guayaquil (Ecuador), Lima (Perú) y La Paz (Bolivia).

 

La pauta del crecimiento de la iglesia era sencilla. Al principio se podían celebrar reuniones en las casas de los creyentes o simpatizantes. Entonces, cuando el grupo lo justificaba, se alquilaba un salón, luego una casa. A medida que el grupo continuaba creciendo, podían comprar una casa, la que se reacondicionaba para que sirviera como iglesia. Finalmente, si el grupo era capaz de hacerlo, compraban un terreno y edificaban el templo. En 1963 se construyó la iglesia en Bogotá, y en 1966 se edificaron grandes templos en Cali y Bucaramanga.

 

En la convención nacional de la iglesia realizada en Cali, en Junio de 1967, la iglesia colombiana votó por su nacionalización, y el hermano Domingo Zúñiga fue electo presidente, haciéndose cargo de la administración de la iglesia de tiempo completo. La organización que presidía estaba compuesta de aproximadamente 200 iglesias, con el deber de hacer contribuciones regulares a la organización nacional.

 

La nacionalización permitió a la iglesia trabajar más estrechamente con los canadienses. Sobrevino un conflicto entre los intereses canadienses y americanos en Colombia, los primeros representados por los hermanos Larsen y los otros por los hermanos Thompson y Morley. Laverne, la hija de los Larsen se casó con un creyente colombiano, Álvaro Tórres, y junto con los hermanos Drost y otra pareja colombiana, Noel Ospina y Ana Mora, fueron los primeros misioneros latinoamericanos en ir a España, sostenidos conjuntamente por la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia y la de Canadá.

 

La nueva constitución de la iglesia que vino con la nacionalización, relegó a los misioneros que estaban en Colombia a un papel de consejeros e impedía explícitamente la venida de nuevos misioneros extranjeros al país. Ahora los misioneros debían reportar sus actividades a la Junta Nacional, la que debía entonces decidir si ellos podían seguir adelante con sus proyectos o no.

 

Uno de los primeros proyectos de la iglesia nacionalizada, fue el de adquirir una estación de radio, La Voz de Paraíso en El Cerrito, comprada en Septiembre de 1967. Desde allí, los programas eran transmitidos a las zonas circunvecinas.

 

A pesar del aumento en membrecía y posición, la persecución contra los pentecostales aún era evidente. En 1967, el hermano Domingo Zúñiga acompañó a un grupo de creyentes a El Toro (Valle del Cauca). Se realizó una demostración en contra de ellos para evitar que realizaran sus cultos. La gente les lanzó piedras y tomates, y las autoridades tuvieron que intervenir para guardarlos de ser linchados.

 

A principios de 1969, hubo ataques contra los cultos en Moniquirá (Boyacá) y se disparó a quienes salían de la iglesia. En uno de los ataques, el 2 de Febrero, un niño de cinco años fue asesinado. A fin de evitar y parar la persecución, los creyentes de ese lugar oraron y ayunaron. En Agosto se bautizaron siete nuevos creyentes.

 

En Abril de 1969, el pastor de Corinto, Octavio Valencia, y algunos hermanos realizaron una serie de cultos al aire libre en el parque situado enfrente de la iglesia católica en Candelaria (Valle del Cauca). Todo marchó bien hasta el último culto. Entonces, ante el acoso del sacerdote, fueron llevados a la cárcel, si bien tenían permiso del alcalde. De todas maneras, su encarcelación fue breve, ya que el comandante de allí dijo que era ilegal encerrarlos por motivos religiosos.

 

En Abril de 1969, el hermano Saúl Ramírez, pastor de la iglesia Central en Cali, estuvo ayunando y orando para que el Señor lo sanara de cáncer, el cual lo había dejado bastante debilitado. Sufriendo una caída, comenzó a sangrar, y no pudo detenerse. Toda la iglesia en el país lamentó su muerte, y varios miles de creyentes vinieron en poco tiempo a su funeral.

 

La

Primeros Misioneros ipuc

La primera persona que trajo a Colombia el mensaje combinado de la experiencia pentecostal y la naturaleza unicitaria de la Divinidad, arribó en 1937. [1] Danés de nacimiento y naturalizado como ciudadano canadiense, Aksel Verner Larsen llegó a Málaga (Santander) con su esposa y su hijo pequeño a estudiar español con algunos misioneros pentecostales independientes, quienes no compartían la doctrina de la Unicidad. Él era sostenido por La Iglesia Pentecostal del Evangelio Completo, [1] establecida en Canadá.
 


Aksel Verner Larsen, su esposa Fayetta, y los hijos de su primera esposa: Keith y Abigail

Larsen Bautizando en el nombre de Jesús

El epitafio dice: Misionero A. Verner Larsen 1904-1972. Padre amoroso, amado esposo de Fayetta C. Barnard

Hermanos junto con el misionero Larsen

 

 

Logo Ipuc historia

Informes misioneros

Conoce un poco más de la misiones tanto nacionales como internacionales descargas.

Informes misioneros Nacionales como internacionales
.

More.

Directivas Ipuc

Actualmente este es el grupo de directivos de la Iglesia pentecostal Unida de Colombia

Video historia de la Ipuc

La llegada del evangelio a Colombia