Historia de la Ipuc

Tarde en la noche, cuatro policías rurales y un civil conservador llamado Enrique Rendón, fueron al bar de Marino Jaramillo, quien previamente había participado como inspector de policía en ataques contra pentecostales. Él ya se había retirado de la fuerza policial y había ido a La Morena para abrir un bar, situado como a 40 metros de la casa de Teodoro Agudelo, donde se realizaban cultos. La congregación estaba reunida esa noche allí, pero cuando vieron llegar a los policías, sintieron que lo mejor era no realizar el servicio y apagar las luces de la casa. Entonces se escondieron en los cafetales que estaban detrás de la casa.

 

En el bar, los policías agarraron a Felipe Garzón, un liberal que no era pentecostal y, amarrándolo, le golpearon frente a todos. El sobrino de Felipe, que estaba con él, salió corriendo del bar mientras los policías disparaban hacia él. Estos se fueron luego con su prisionero. Esa semana fue encontrado el cuerpo de Garzón. Lo habían abaleado.

 

Al día siguiente llegaron rumores a La Morena, que se había encontrado un cuerpo en el camino principal. Todos pensaban que era Garzón. A la una de la tarde Peniel Peña salió a la trocha con una carga de café. A un lado del camino encontró el cuerpo de su hermano Leonel, tendido boca abajo, con los brazos extendidos y desnudo. El cuerpo estaba negro por los golpes que le habían dado desde la cintura hasta la cabeza, y su cara estaba ensangrentada. Tenía signos de que había sido torturado.

 

La evidencia señalaba que el asesinato había sido cometido por los policías, con la ayuda de los miembros de la familia Rendón. Varios de los jóvenes de la iglesia fueron obligados a huir de la región, porque ellos sabían que los Rendón eran los causantes de la muerte de Leonel. Los Rendón les habían amenazado diciéndoles que los matarían si reportaban a las autoridades su conexión con el crimen.

 

Las noticias del asesinato de Leonel llegaron a Cali, al mismo tiempo en que se realizaba una convención para dedicar el nuevo templo allí. Durante 1951, el hermano Drost había bautizado cerca de 500 nuevos creyentes en el Valle; entonces suspendió los registros que llevaba de ellos. Muchos creyentes habían venido a la convención desde las afueras de la ciudad y pueblos cercanos, y la muerte de Leonel Peña les hizo claro lo peligroso que era ser un pentecostal.

 

Uno de los que asistían a la convención era Martín Adarbi. El hermano Adarbi, de 58 años de edad, había sido evangélico por varios años. Inspirado por su reciente conversión al pentecostalismo, predicaba en las comunidades montañosas cerca a Sevilla en todos sus ratos libres. Nuevas obras fueron brotando en respuesta a sus esfuerzos. Él quería un apoyo para poder dedicarse de tiempo completo a la obra. El hermano Drost no podía ayudarlo económicamente, pero le dijo que confiara en el Señor.

 

Con el fin de abrir una nueva obra, el hermano Martín Adarbi fue a la vereda de El Tesorito y encontró trabajo como agricultor. Él era especialmente efectivo en los dones de sanidad y otros milagros, así como un orador inspirado y ferviente. Muchos de los campesinos pobres habían atestiguado los milagros realizados por su intermedio y se habían convertido, haciéndolo a él bien conocido en toda la región. Juan Quiseno, cabeza de los asesinos de la zona, había amenazado personalmente al hermano Martin Adarbi. La respuesta de éste fue que no tenía miedo de sus amenazas, porque para él, el vivir era Cristo y el morir por Él era ganancia. De todos modos, envió a su esposa Alicia a Cali para mayor seguridad de ella.

Primeros Misioneros ipuc

La primera persona que trajo a Colombia el mensaje combinado de la experiencia pentecostal y la naturaleza unicitaria de la Divinidad, arribó en 1937. [1] Danés de nacimiento y naturalizado como ciudadano canadiense, Aksel Verner Larsen llegó a Málaga (Santander) con su esposa y su hijo pequeño a estudiar español con algunos misioneros pentecostales independientes, quienes no compartían la doctrina de la Unicidad. Él era sostenido por La Iglesia Pentecostal del Evangelio Completo, [1] establecida en Canadá.
 


Aksel Verner Larsen, su esposa Fayetta, y los hijos de su primera esposa: Keith y Abigail

Larsen Bautizando en el nombre de Jesús

El epitafio dice: Misionero A. Verner Larsen 1904-1972. Padre amoroso, amado esposo de Fayetta C. Barnard

Hermanos junto con el misionero Larsen

 

 

Logo Ipuc historia

Informes misioneros

Conoce un poco más de la misiones tanto nacionales como internacionales descargas.

Informes misioneros Nacionales como internacionales
.

More.

Directivas Ipuc

Actualmente este es el grupo de directivos de la Iglesia pentecostal Unida de Colombia

Video historia de la Ipuc

La llegada del evangelio a Colombia